Saltear al contenido principal

Proyecto Libro Blanco: Mejora de la Calidad en la Salud del Uruguay

Introducción

La salud es un derecho natural y primario, patrimonio y responsabilidad de todos los ciudadanos del país.

Nuestra Constitución establece en su articulo 44 un sólido respaldo a este derecho y responsabilidad: “El Estado legislará en todas las cuestiones relacionadas con la salud e higiene públicas, procurando el perfeccionamiento físico, moral y social de todos los habitantes del país. Todos los habitantes tienen el deber de cuidar su salud, así como el de asistirse en caso de enfermedad. El Estado proporcionará gratuitamente los medios de prevención y de asistencia tan solo a los indigentes o carentes de recursos suficientes1.” En función de las limitantes que define, es que legisladores de todos los sectores ven con buena disposición una modificación que incluya, sin dar lugar a  ninguna duda, el carácter de equidad y universalidad que tiene la asistencia.

Es desde este consenso básico, que nuestro foco está puesto en la mejora de la calidad de la salud en nuestro país. 

Para analizar el tema hay que precisar y considerar dos aspectos diferentes, aunque interrelacionados, que requieren propuestas y soluciones  también diferentes: 

  1. Con el individuo sano, momento en que el mantenimiento del estado de salud, es responsabilidad personal y de la sociedad. En esta instancia, introducir acciones para mejorar la calidad de vida, no es compromiso exclusivo de las organizaciones prestadoras de servicios sanitarios, sino que deben participar también actores de otros ámbitos;
  2. Cuando el individuo enferma, instancia donde el cuidado y tratamiento es responsabilidad de los servicios de salud, a quienes hay que exigirles calidad asistencial, a través de la mejora de sus prestaciones.

En las últimas décadas aparece con claridad que el impacto en la salud humana de factores relacionados con la biología, el medio ambiente y el estilo de vida, tiene una jerarquía muy superior al de la pura asistencia a la enfermedad. Por otra parte los usuarios de los servicios de salud expresan descontento respecto a las prestaciones que reciben, y estas prestaciones, que significan una ingente aplicación de nuevas tecnologías y terapéuticas, han constituido un incremento del gasto sin mejora sustancial de los resultados. 

Desde la OMS, a partir de la Conferencia de Alma Ata, y en nuestro país a partir de la legislación entorno a un SNIS orientado al cambio del modelo asistencial, se orientan a revertir esta situación, aplicando políticas intersectoriales y multidisciplinarias, y exigiendo eficiencia y calidad a las prestaciones asistenciales.

A iniciativa del Instituto Nacional de Calidad (INACAL) se constituyó un grupo de trabajo conformado con funcionarios de esa institución y actores con formación teórica y experiencia en la implementación de sistemas de calidad en la salud en nuestro país. Este grupo se propuso realizar un análisis del área de la salud, de los antecedentes de la gestión de calidad en la misma, así como de proponer futuras líneas de acción. 

El INACAL, persona jurídica de derecho público no estatal, tiene como finalidad orientar y coordinar el sistema nacional de calidad; creado por la Ley 17930 de 19 de diciembre de 2005 y reglamentado por el Decreto 17/008. 

El Instituto persigue los siguientes fines:

  • Propender a la formación y capacitación de recursos humanos en la calidad de la gestión empresarial;
  • Promover la mejora de gestión de las organizaciones públicas (de los Gobiernos

Nacional y Departamentales) y privadas;

  • Disponer de una amplia cartera de opciones de modelos de mejora continua para adaptarse al entorno de los distintos usuarios:
  • Planificar las actividades orientadas a la educación en calidad a todos los actores de la sociedad;
  • Otorgar un mayor espectro de reconocimiento a los esfuerzos de mejora de la calidad que estimule a mayor número de empresas e instituciones a emprenderlos.

El presente documento pretende brindar una mirada globalizadora del contexto actual del sector salud, revisar las herramientas de calidad disponibles, aportar algunos temas visualizados a futuro, y establecer propuestas concretas para dinamizar la acción por la mejora continua.  Este documento fue enviado a calificados interlocutores (profesionales de la salud, educadores, periodistas, legisladores, organizaciones públicas y privadas vinculadas a la calidad y a la salud, etc.), y presentado ante ellos en una reunión especialmente citada a esos efectos, en la que se solicitó retroalimentar el texto para enriquecerlo desde estos diversos ángulos. El documento que sigue es producto de ese trabajo interactivo, y se constituye en una referencia para el despliegue que el INACAL promoverá en los más diversos ámbitos.

                                                 

1 Cassinelli Muñoz, Horacio. El derecho de la salud en las Américas. Estudio constitucional comparado, pág 464. OPS.

 

Clic aquí para descargar Libro Blanco >

COMPARTIR:
Volver arriba